¿CONOCISTE A TU PAREJA EN INTERNET?

Artículo redactado por Rafael Marañón Abreu el 10 de Julio de 2007 en Moscow y publicado el 25 de Septiempre en el ´Anuario de Cartaya 2007´

¿Donde conociste a tu pareja? ¿Como encontraste ese trabajo? ¿Donde conseguiste unas vacaciones tan baratas? ¿Cómo realizas tus operaciones bancarias?

Todas estas preguntas y muchas mas tienen la misma respuesta… EN INTERNET! Y es que hoy día las nuevas tecnologías de la información y entre ellas a la cabeza la red de redes han pasado a ser parte imprescindible de nuestras vidas. Hasta tal punto que en solo una docena de años hemos ido olvidando como se hacían antes determinadas gestiones de la vida diaria sin un móvil o sin Internet… recuerdas como se buscaba empleo hace 15 años? Seguro que ya has olvidado lo que ocurría en el 1995 cuando te citabas con amigos y no los encontrabas.

También en el mundo laboral las nuevas tecnologías han permitido salvar muchos costes de gestión y producción: en la agricultura el regadío se llega a controlar por telefonía móvil, y multitud de gestiones bancarias y administrativas se realizan hoy día a través de Internet sin necesidad de desplazamientos.

En lo que respecta a la crítica, muchas personas argumentan que las nuevas tecnologías y el desarrollo de los medios de transporte han acelerado la globalización, y que esto ha podido perjudicar a determinados colectivos y/o poblaciones de determinados países; otros sin embargo dicen que democratiza.

Lo cierto es que no deja de sorprender la velocidad de todos estos cambios. Hace relativamente poco tiempo disfrutábamos de nuestras vacaciones anuales y con una cámara analógica realizábamos poco más de 48 fotos que tardábamos en revelar varios días. Hoy día algunos ya salen de vacaciones más de tres veces al año y de cada salida se traen en su cámara digital unas 1000 fotos y unas cuantas horas en video.

Todavía me sigue pareciendo increíble que cosas tan simples como quedar con amigos o realizar un reparto se haya convertido en autenticas operaciones militares donde todo se coordina a través de mensajes de texto y repetidas y cruzadas llamadas de telefonía móvil. Hasta nuestros mayores se han convertido en auténticos estrategas con el poder que supone llevar un móvil encima con el que salir a pasear sin temor alguno y con el que contactar con sus seres queridos en cualquier momento y desde cualquier parte.

Dicen que los programas para bajar música y películas por Internet esta acabando con la música y el cine. Sin embargo ahora más que nunca la gente empieza a tener más acceso a todas aquellas obras artísticas que antes les resultaba prohibitivas económicamente y/o imposible de obtener por otros medios. Cuanta satisfacción da encontrar finalmente aquella película que tanto te gusto en tu niñez y que no tenían nunca los videclubs. Y ese programa de televisión que tanto te gustaba pero que desgraciadamente nunca reponían. A todos nos a alegrado mucho tener acceso por fin a todas esas series y películas norteamericanas en su versión original y sobre todo tenerlas en nuestro ordenador y verlas cuando queramos y no cuando la pongan. Todavía me parece mentira como magnificas enciclopedias muy actualizadas están al acceso de escolares y no escolares sedientos de conocimiento. Y además con todas esas animaciones y videos… que pena que no hubiera existido el emule cuando estaba en el instituto para haberme bajado la serie Cosmos de Carl Sagan y así entender mejor lo que me explicaban en la clase de ciencia. Por supuesto no es lo mismo que te pongan varios temas de Mozart en la clase de música o en la radio, a que dispongas en tu propio reproductor de MP3 de 20Gb, de toda la discografía completa de los mejores compositores de todos los tiempos. Si además puedes ir escuchando por la calle en tu MP3 audio-libros en el idioma que prefieres, o incluso ver una película en tu MP4 cuando vas en el autobús mucho mejor (por supuesto siempre que vayas solo y no tengas un buen libro a mano que leer… pues una buena conversación o una lectura sobre papel no esta en absoluto reñido con las nuevas tecnologías).

No se trata de piratear discos de grupos de modas recién salido al mercado para escucharlo gratis. De lo que se trata es simplemente del acceso al conocimiento, el cual debe ser gratuito y universal. Además, igual que hacen nuestros mayores en Cartaya que se apuntan a cursos de informática y hacen un enorme esfuerzo por adaptarse al mundo de las nuevas tecnologías, creo que algunos del negocio de la música deberían de aprender y comenzar a cambiar sus modelos de negocio y adaptarlo a los nuevos tiempos.

Ya cada vez nos parece menos escandalizador cuando un amigo nos cuenta de que se ha echado novia por Internet, y que esta en la otra punta del país… o del mundo. Definitivamente Internet es un medio bastante democrático en cuanto a libertades representa. Son muchas las barreras que las nuevas tecnologías ha eliminado: Personas tímidas y con mucho que contar se reúnen en el Messenger para compartir sin prejuicio alguno sus inquietudes e intereses; Discapacitados que ahora pueden adaptar sus equipos informáticos para poder establecer amistad y realizar gestiones en Internet sin necesidad de desplazamientos e importantes limitaciones. Personas mayores que piden cita en el medico por Internet, e incluso algunos mas avispados que hacen su compra online en el supermercado para que se la traigan hasta su casa y pagan con sus tarjetas de crédito. Si tienes una afición muy particular y en tu localidad no hay nadie que la comparta, te aseguro que en Internet ya hay foros para hablar de ese tema particular, por muy pintoresco que te parezca.

Muchos de vosotros os habéis adaptado fácilmente a todos estos cambio en la vida cotidiana, otros sin embargo siguen desconfiando. Pero yo me atrevería a decir que esto solo es la punta del iceberg. Quizás estos últimos años, respecto de lo que estar por venir, hayan sido solo un sondeo para probar como la sociedad y el mundo de los negocios responde a estos cambios. Solo basta con leer la prensa para darse cuenta como están proliferando los mundos virtuales. Un buen ejemplo de ellos que quizás ya todos conocen es el de Second Life (segunda vida). Es un mundo virtual basado en Internet donde cada persona tiene un personaje que interacciona con otros residentes del mundo virtual. Es como una red social avanzada en Internet donde los participantes pueden conocerse, explorar el territorio, crear y comerciar cosas (de propiedad virtual), participar en conferencias y actividades virtuales individuales o en grupo, etc. Ya existían en Internet redes sociales y profesionales con bastante éxito donde uno podía conversar e intercambiar información con otras personas de su misma universidad, mismos intereses, o de su mima profesión. Sin embargo lo que añaden estos mundos virtuales es el entorno en 3 dimensiones. Mientras que antes la gente conversaba simplemente enviando texto, ahora se trata de un escenario donde uno camina con su personaje por ciudades, entra en discotecas, edificios de empresas, se para a hablar con otros personajes en mitad de la calle. Es decir, lo que cambia ahora es el aspecto, el cual es mucho mas amigable y te permite relacionarte y comerciar en un entorno propio de los videojuegos avanzados de hoy día que parecen tan real. Para que os hagáis una idea de la relevancia de estos mundos virtuales, el volumen de negocio que se mueve ha empezado a preocupar a la hacienda pública en muchos países. De hecho muchas empresas y universidades reales tienen ya sus propios edificios virtuales donde uno puede visitar e incluso tomar una clase virtual, y asistir a una entrevista de trabajo virtual.

Este medio da un paso más en la democratización de las relaciones personales y profesionales. En este caso independientemente de tu aspecto físico en la vida real, tú puedes diseñarte tu propio personaje con el que iteras con otros personajes. Es decir, en esta ‘segunda vida’ puedes aparecer como mas te guste. Por otra parte ya son muchos los grupos de música desconocidos los que graban una maqueta y ofrecen conciertos virtuales en alguna discoteca de moda dentro del mundo virtual. Cuando antes dabas conciertos en el pub de la esquina y solo entraban 30 personas de tu pueblo, ahora tu música la pueden oír miles de personas de todo el mundo y darte a conocer (así empezó El Koala cuando colgó su video musical en Youtube). También hay por todo el mundo gente con grandes ideas de negocios que no disponen del capital suficiente para competir con empresas grandes y muy consolidadas. Estos jóvenes emprendedores pueden sin embargo competir en mayor igualdad de condiciones en Internet y en los mundos virtuales (un artesano tailandés ya no necesita de intermediarios para vender sus productos en el resto del mundo.

Posiblemente algunos de los lectores de este artículo se escandalicen por el hecho de presentar los mundos virtuales como una segunda vida. Sin embargo no se trata de quedarnos en casa todo el día navegando en Internet. Simplemente consiste en un complemento que hace nuestra primera vida más fácil. De echo seguro que dentro de 10 años mas de uno pensará como era posible que los estudiantes tuvieran que desplazarse para atender a las clases en la universidad, en vez de atenderlas en el mundo virtual desde tu propia casa y con un simulador que te hace creer que estas en una clase de verdad.

Estos cambios se van asimilando a una velocidad vertiginosa y apenas nos damos cuenta. Sin embargo pienso que todo es cuestión de percepción: para ilustrarlo solo tenemos que ver como trabajar en Ginebra y venir los fines de semanas a Cartaya puede llevarnos menos tiempo (unas 4 horas aproximadamente) y ser incluso más económico que si se trabajara en Málaga y se toma un autobús que tarda 5 horas.

El desarrollo de las nuevas tecnologías proporciona un marco ideal para que aparezcan muchas oportunidades, en otros casos suponen amenazas. Depende pues de nosotros el uso que hagamos de ellas, pero sobre todo depende de nosotros con que rapidez hagamos uso de ellas.

Aunque las nuevas tecnologías han logrado subir al carro del desarrollo a muchos países que han encontrado en ellas una oportunidad para que sus pequeñas empresas sean más competitivas en un mundo cada vez mas globalizado, sin embargo queda mucho por hacer. Sobre todo si se tiene en cuenta que una gran población procedente de países en vías de desarrollo no cuenta con ordenadores y acceso a Internet. Y esto es algo en lo que desde mi punto de vista se debería seguir trabajando intensivamente, para que todos tuviéramos acceso al conocimiento y participáramos en igualdad de condiciones en la sociedad de la información.

Rafael Marañón Abreu
Ingeniero de Telecomunicación

Comments

This entry was posted in Innovation. Bookmark the permalink.

Comments are closed.